spot_img
InicioOpiniónPalabras Más / Nunca es tarde, pero los muertos ahí quedan

Palabras Más / Nunca es tarde, pero los muertos ahí quedan

El que algo sea cierto no

significa que sea conveniente,

ni en la vida ni en el arte.

Truman Capote

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector, gracias. Estamos a punto de cerrar el desastroso tercer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, por la mente de nadie pasó que México y el mundo tendrían que enfrentar una pandemia, no pensaba que la cifra de muertos por el crimen organizado se recrudeciera al grado de ser los años más violentos, ni que la corrupción se profundizara en sus cercanos a los que disculpa con cinismo. A estas alturas, imagino, creía que tendría postrado a sus pies a todos los ciudadanos quien reconocerían en el caudillo al mejor presidente, claro que eso ya no sucedió.

El asunto con el tabasqueño es que cuando se es mandatario los errores tienen repercusión y no hay vuelta atrás, los hierros cuestan vidas como el desabasto de medicamentos, empobrecen al inundar las zonas más pobres de Villahermosa, arruinan a los pequeños empresarios que más empleos generan, se vuelve tapadera de personajes que están bajo sospecha de corrupción, se perdona a los hijos del gran capo, se estigmatiza a la prensa, se persigue a científicos, se quiere dominar a las autonomías y una larga, muy larga lista que nos cuesta a los mexicanos.

El desabasto de medicamentos es uno de los peores males de la 4T, ya veníamos mal cuando decidieron cancelar los contratos con empresas que abusaron por años, pero de nueva cuenta falló la estrategia, se dejó a la suerte a enfermos de cáncer, de VIH, los diabéticos e hipertensos además de reprogramar miles de cirugías y tratamientos por la emergencia sanitaria del SARS-CoV-2. Aunque se han manifestado y entregado pruebas lo mejor que han recibido son comentarios arrogantes como el de Gutiérrez Müller quien dijo que “no es médico” o la diputada Patricia Armendáriz que pidió pruebas sobre el desabasto, no les son suficientes los mil 600 menores fallecidos que se cuantifican.

Pero los que mayor responsabilidad tienen son Jorge Alcocer que pocas veces aparece en público y el cínico de Hugo López-Gatell, ahí están sus números de la pandemia en 3 millones 834 mil 815 contagios y 290 mil 374 muertos, ellos son los que se niegan a la vacunación de los menores que ya les ganaron amparos y que la tendencia mundial dice que tendrán que hacerlo, todo por ahorrarle millones de pesos a su jefe y que se puede especular con facilidad a dónde irán a parar.

Por un lado, López pregona que un ciudadano le dijo que había que “separar al poder económico del poder político” y lo mismo se podría decir, separar a la política electoral de la salud pública porque es jugar con la vida de los mexicanos. Por otro lado, cuando soltó a los caballos para buscar la sucesión presidencial se tendrán que hacer evidentes los errores de la 4T, no saben hacer otro tipo de campaña más que señalando el error del antecesor y eso va a desnudar al Pejelagarto.

Por eso son sorprendentes las declaraciones e instrucción que les da a su gabinete de salud, por lo pronto a Jorge Alcocer y a Juan Antonio Ferrer para que sin excusas resuelvan la falta de medicamentos “ya no quiero excusas”. Dicen que nunca es tarde para corregir, aunque sea en el preámbulo de la campaña política lo que le gusta a López… Pero mejor ahí la dejamos.

Entre Palabras

¿Luego del ridículo que se hizo en la ONU, ya piden el Nobel de la Paz para López Obrador? Si solo fue un discursito.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img

Lo mas leido