spot_img
InicioOpiniónPalabras Más / Destapes por todos lados 

Palabras Más / Destapes por todos lados 

Mis emociones pierden su fuerza

cuando me esfuerzo por interpretarlos,

y mis palabras parecen muy inepto.

Pierre Loti 

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez – Agencia Cuestión de POLÉMICA

López Obrador abrió la puerta de los caballos inmediatamente después de que terminó el proceso electoral de las intermedias, aunque ya se sabía, los pretendientes se hicieron presentes por la boca del Pejelagarto, quien los convirtió en sus “corcholatas”. Así quedó claro que Claudia Sheinbaum llevaba mano y Marcelo Ebrard siempre ha sido segundón para AMLO, Monreal perdió la simpatía y ya no lo invitaban a desayunar a Palacio Nacional, mientras Adán Augusto López se montó en la carrera y va creciendo el otro tabasqueño.

Pero en el 2024 no solo estará en juego la presidencia de la República, también la jefatura de Gobierno, esa que ocupó en el año 2000 Andrés Manuel y a pesar de repetir que lo dieran por muerto, se catapultó como candidato en el 2006, lo mismo Ebrard en el 2012, Mancera en el 2018 que terminó cediendo su espacio a Ricardo Anaya que acabó siendo avasallado por López y su movimiento. Todos saben que gobernar la Ciudad de México es convertirse en candidato natural y tener todas las miradas desde el día uno, aquí López hizo lo que su tierra natal le negó, ser “gobernador”.

La Secretaría de Gobernación y la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México juegan un papel fundamental para brincar a una candidatura presidencial. La capital es gobernada por la “izquierda” desde que Cuauhtémoc Cárdenas la ganó en 1997 con el 48.09%; luego López Obrador obtuvo 38.32% en el año 2000; para el 2006 Marcelo Ebrard obtuvo 46.37% de los sufragios; Miguel Ángel Mancera arrasó con el 63% pero su mala gestión le abrió la puerta a Claudia Sheinbaum que venía del mismo partido el PRD y luego con Morena llegó al cargo con el 47.05%, claro que el factor López Obrador fue preponderante.

Desde la capital Claudia a construido su candidatura que hoy es inminente, claro que, a la hora de la definición, no será por encuesta, así se apliquen mil, se tratará de quien el inquilino de Palacio Nacional quiera y si no me cree, ahí está la historia del 2012 con Marcelo Ebrard. El asunto es que a la doctora la noche se le viene encima, por más porras de ¡presidenta, presidenta! no termina por convencer del todo a su mentor. Mientras que Adán Augusto y hasta Ricardo Monreal le cumplen sus caprichos como las reformas de las Fuerzas Armadas y próximamente la Electoral, más la franca campaña se van posicionando, mientras la otra se estanca. 

Incluso en la encuesta de El Financiero del mes de octubre se indica que Sheinbaum Pardo avanzó cinco puntos, al pasar de 40 a 45 por ciento de opinión favorable, mientras que Marcelo Ebrard avanzó seis puntos, Adán Augusto López fue quien más avanzó, con ocho puntos, al pasar de 20 a 28 por ciento, mismo porcentaje que obtiene Ricardo Monreal, quien avanzó dos puntos.

Mientras se enfrascan en esa guerra por agradar al caudillo, en el Palacio de Gobierno hay incertidumbre sobre quién será el candidato, por un lado, Claudia Sheinbaum ya placea a Omar García Harfuch, en corto dice a sus aliados que lo apoyen y hasta trato de héroe le dan en el Congreso de la Ciudad de México. Por otro lado, en el bando contrario ya la están grillando, aquí se lo dije, Martí Batres llegaba al gobierno para apuntalar, ser el brazo duro, proteger a Claudia y como enviado del mismo presidente, pero también llegó con la convicción de lograr su sueño, ser jefe de Gobierno.

Aunque queda una tercera en discordia y se trata de Rosa Icela Rodríguez, actual titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, conoce bien las entrañas del gobierno de la CDMX, fue particular de Sheinbaum, sus resultados como funcionaria están puestos en entredicho, pero es obediente y fiel al presidente como le gusta, al Pejelagarto no le disgustaría, pero a Claudia la tiene enfurecida porque Rosa Icela se decantó en apoyar al vampiro de Bucareli en su empeño de ser candidato, eso no se lo va a perdonar, pero si López manda los demás obedecen.

Así va la búsqueda de la codiciada candidatura capitalina, si la elección fuera hoy, existe una alta probabilidad de que Morena, Claudia Sheinbaum y quien sea su abanderado entregue a la oposición la entidad que gobiernan desde el 1997, hoy Morena gobierna solo 7 alcaldías, la oposición ganó terreno y Claudia no goza de las mejores calificaciones en la capital y los muertos que tiene en el armario la persiguen… Pero mejor ahí la dejamos.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez.

Hasta la próxima.    

RELATED ARTICLES
- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img

Lo mas leido