spot_img
InicioOpiniónITINERARIO POLÍTICO / AMLO pierde poder: aquí las pruebas

ITINERARIO POLÍTICO / AMLO pierde poder: aquí las pruebas

Ricardo Alemán / Agencia Cuestión de POLÉMICA

Sólo era cuestión de tiempo.

En efecto, sólo debíamos esperar que se cruzaran el tiempo y los hechos para confirmar que el choque entre los fracasos del gobierno de López Obrador y el enojo ciudadano se convertirían en estallido.

Una explosión de enojo que hoy está a la vista de todos en las calles, en las giras presidenciales y entre actores políticos del propio partido oficial.

Es decir, resulta que cada día son más los mexicanos arrepentidos por su voto a favor de AMLO; los renegados y los decepcionados, ante los resultados que confirman un fracaso total en el gobierno de López.

Con honestidad, ¿existirá un mexicano capaz de alzar la mano en defensa de un solo éxito del presidente mexicano?

Claro, la pregunta va dirigida a los mexicanos no fanatizados y menos “maiceados” por el gobierno de López.

Lo cierto es que a diario se suman no sólo las evidencias de que el presidente mexicano miente y engaña sobre sus reales capacidades para sacar al país del despeñadero, sino que se impone la terca realidad que exhibe, con toda contundencia, que Obrador pierde poder de manera acelerada.

Sí, todos los días se suman las pruebas de que “a mitad del camino”, López es no sólo un presidente solitario y cada día con menos poder, sino carente de la legitimidad elemental.

Es decir, frente a los fracasos de su gestión, cada día son más los mexicanos que entienden que López Obrador es un presidente debilitado, sin legitimidad y, sobre todo, fracasado.

Y si en un mandatario asoman signos de fracaso, no solo se debilita su legitimidad y su poder, sino que la gobernabilidad crece y todo el sistema está en grave riesgo del colapso.

Pero vamos a los ejemplos de que López pierde poder, legitimidad y capacidad para gobernar, con cada día que pasa.

1.- Una de las mejores pruebas de la decadencia de López es una encuesta mentirosa pagada por Palacio, en donde una empresa extranjera realizó una encuesta a modo para medir la popularidad de diez jefes de Estado.

Y sí, colocó a López como “el segundo más popular del mundo”.

La burla es del mismo tamaño de la debilidad del presidente.

2.- Pero acaso el mayor ejemplo de que AMLO ya no tiene el poder que detentó en los dos primeros años de gobierno es que el Poder Judicial rechazó –por evidente inconstitucionalidad–, la reforma que proponía prisión preventiva a los grandes presuntos evasores fiscales.

Tal reforma fue impugnada por el PRI, PAN y PRD a causa de su probada violación a la Carta Magna y, como ya se dijo, hace días fue rechazada por una mayoría de ministros del Máximo Tribunal.

Es decir, el presidente mexicano ya no amedrenta a la Corte.

3.- Peor aún, la Corte también aceptó una Controversia Constitucional contra la consulta presidencial de “revocación de mandato”.

¿Y qué significa ese “guiño” de la Corte a los legisladores de oposición y contra el partido del presidente?

Elemental, que López Obrador ya no tiene el poder para imponer sus caprichos al Congreso y menos a La Corte.

4.- Pero no es todo. Es casi un hecho que la Reforma Eléctrica de AMLO será rechazada no sólo en el Congreso mexicano, sino en el mundo.

Y es que la comunidad internacional ya se percató del severo retroceso de la locuaz ocurrencia de López, al que el mundo califica como un peligro para la humanidad.

5.- En el día a día del gobierno y del presidente es evidente que suben de tono expresiones de irritación social y estallidos de enojo, al grado de que el presidente ya no puede caminar por las calles sin un séquito de “guaruras”.

6.- Pero acaso lo peor se produce al interior del gobierno y, en especial, del partido oficial.

Por ejemplo, al desatar la carrera presidencial adelantada, el propio presidente trasladó una porción de su poder a sus potenciales sucesores, quienes han iniciado una verdadera guerra civil, que terminará con traiciones y ejecuciones sumarias al interior de Morena.

Por lo pronto ese animal político llamado Ricardo Monreal, ya declaró la guerra contra Marcelo Ebrard y contra la señora Claudia Sheinbaum quienes, a su vez, están en abierta campaña. El primero en el mundo y la segunda por todo el país.

7.- Pero también en el “primer círculo” presidencial aparecen las peleas a muerte

Resulta que el periodista y diplomático en retiro, Agustín Gutiérrez Canet –tío de la esposa del presidente, Beatriz Gutiérrez–, denunció en un artículo de Milenio ser víctima de la intolerancia de Palacio y de los aplaudidores a sueldo.

El “pecado capital” de Gutiérrez Canet –quien también es esposo de la exembajadora de México en Washington–, fue atreverse a criticar las torpezas oficiales y, sobre todo, el ridículo internacional del canciller, Marcelo Ebrard en las cumbres del G-20, en donde el canciller hizo el ridículo.

En efecto, López Obrador ya vive la debacle adelantada de su gobierno y, sobre todo, pierde poder a cada paso.

Pero también es cierto que no existe nada más peligroso que un presidente arrinconado y sin poder. Es igual de peligroso y pernicioso que un animal herido y arrinconado.

Al tiempo.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img

Lo mas leido