spot_img
InicioMunicipiosGobierno de Paty Durán, en Naucalpan dejó daños irreversibles a la hacienda...

Gobierno de Paty Durán, en Naucalpan dejó daños irreversibles a la hacienda pública

•El último gobierno municipal dejó “saldo negro” por casi 3 mil 500 mdp

• El pasivo histórico es tan delicado, que difícil será resarcirlo en el corto plazo y es tan probable que el mismo sea heredado a la próxima administración pública.

• Los rangos de la deuda municipal de la última década son del orden de los 3 mil mdp a 3 mil 500 mdp.

• Crédito en el corto plazo con Santander por 275 mdp, que dejó de pagar el gobierno morenista y que tendría que hacerlo antes de concluir el periodo Constitucional puede incurrir en delito penal.

Mario Ruiz Hernández / Agencia Cuestión de POLÉMICA

NAUCALPAN, MÉXICO. Estamos a unos días del cierre del primer trimestre del año y de mandato de la alcaldesa, Angélica Moya Marín en Naucalpan, y día a día van saliendo irregularidades en el manejo de los recursos “del pueblo”, y de distintos actos de corrupción del anterior gobierno morenista.

Los daños al parecer en cuanto a las finanzas municipales creo serán irreversibles a resarcir en el corto plazo, y es posible que el escandaloso pasivo que supera los 3 mil 500 mdp, (entre deuda pública, acreedores y/o privada), sea heredada a la próxima administración 2024-2026.

Desde hace ya una década atrás, los rangos del endeudamiento precisamente públicos y privado son entre los 3 mil a 3, mil 500 mdp, de administraciones priístas, panistas y morenistas que han transitado en la alternancia político-electoral.

Referir incluso, que la hacienda municipal desde hace diez años atrás, viene operando en virtual quiebra financiera, lo que sistemáticamente por la falta de liquidez, es enviada a la lista negra del buró de crédito y sufren de la intervención o embargo de las cajas de tesorería.

El tema, tal parecería ser de quién o quiénes son más irresponsables y “corruptos”, en el manejo de las finanzas municipales y de alguna u otra manera, quiénes han sido los “más bandoleros”.

Es cierto, la última administración del partido movimiento, morena, y aunque no les guste nos digan “chayoteros”, “la neta si se manchó, si se pasó de lanza a más no poder, y si engañó a su propia gente, fueron unos mentirosos”.

Destacar y nunca antes e históricamente en Naucalpan algún gobierno habría dejado de pagar a su base laboral, a sus empleados de confianza, de lista de raya, eventuales, policías y hasta regidores.

De igual manera, a personal de protección civil y bomberos, del Sistema DIF, a médicos, enfermeras, educadoras responsables de guarderías y terapeutas de los Centros CRIS.

Así también, el haber triplicado el capítulo 1000, sueldos y prestaciones, y realizar un impactante subejercicio de más de 1mil 500 millones de pesos en los tres años.

La nómina se triplicó de manera inmoral, lo que nos indica de un notable “Ejército de Aviadores”, que aterrizaban los 15 y 30 de cada mes, algo así como el pago de compromisos y favores políticos.

Las deudas y las principales irregularidades están acreditadas y lo comunicábamos, el haber dejado de pagar salarios y aguinaldos a 8 mil trabajadores, que por sí solo es un delito.

Aunado al reembolso de al menos 12 despensas al personal del Sindicato SUTEyM- Naucalpan, prima vacacional, y otras prestaciones colaterales, a la vez de la deuda con proveedores.

Resaltar y por si fuera cosa menor, la revelación de la contratación de un crédito a corto plazo por 275 millones de pesos a banco Santander que debió pagar en 10 meses y no lo hizo.

El reembolso a citado banco, tendría que ser cubierta a más tardar en octubre de 2021, no obstante, no lo pagó y generó que esta deuda creciera por el pago de intereses por 70 mdp, estimaría la alcaldesa, Angélica Moya Marín en conferencia de prensa.

“Hay una responsabilidad penal” de los ex servidores públicos que deben responder y resarcir el daño, reiteró la actual presidenta municipal panista, quien anunció la primera denuncia penal de otras tantas.

La denuncia punitiva será ante la Fiscalía y es contra los ex funcionarios encabezados por quien fue el tesorero Leopoldo Corona y la ex presidenta municipal morenista Patricia Durán Reveles.

A ello, se suman procedimientos ante la Contraloría interna y ante el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM).

Finalmente, y para no buscarle más, sólo saber el débito de más de 60 mdp, a la CFE de las instalaciones de palacio municipal, el edificio anexo y de regidores, así como de otras instalaciones.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img

Lo mas leido